15-10-11

Hoy se vuelven a manifestar a lo largo y ancho del planeta. Una de sus ideas en común es la de "Ser escuchados". A lo largo y ancho del planeta jóvenes y mayores, hombres y mujeres vienen protestando y manifestándose en contra de un gran número de cosas. No son un grupo homogéneo, ni siquiera sus ideas políticas ni los puntos que reclaman son los mismos. Alguno protestan por la falta de trabajo, otros por las dificultades en la que se encuentran tras la recesión, otros porque consideran que sus respectivos gobiernos han decidido proteger sus propios intereses antes que proteger los intereses de la mayoría, y otros simplemente porque tienen hambre.

Han protestado en Cairo, Manama, Jerusalén, Atenas, Madrid, Londres, Nueva York, y quien sabe cuantas otras ciudades mas. Es interesante ver como las protestas de países con gobiernos considerados represivo y no democráticos, han tenido gran cantidad de horas en nuestras pantallas de TV. "Es un atropello" dicen unos, "Debemos pedir que estos gobiernos permitan la libertas de expresión que todos nos merecemos" "Es la primavera Árabe, es tiempo de que el pueblo tome rienda de su destino". Comentarios similares a estos es lo que hemos venido escuchando desde Enero de este año a políticos, presentadores y analistas. Y con ellos todos nosotros hemos estado pegados a la tele viendo como se desarrollan los acontecimientos en países lejanos donde hablan idiomas exóticos y tiene tiranos como jefes de estado!

Por otro lado las protestas de Madrid y Nueva York, por ejemplo apenas y han tenido unos minutos de transmisión o han pasado como protestas incidentales pero no relacionadas entre sí. Por qué? No sé. Hay muchas teorías que van desde los usos del poder del gobierno sobre los medios de comunicación a los poderes del dinero (bancos, centros de inversión) por el que una amplia aceptación de los problemas que la mayoría de cudadan@s del planeta está viviendo y las soluciones que está planteando conllevaría consecuencias desfavorables para el sistema económico que todavía no consigue ponerse en pie.

Así como la lucha contra "los terroristas" ha cambiado por completo como países y naciones se organizan para pelear una guerra, los gobiernos se encuentran que el grupo al que se enfrenta no pertenece a un partido, ni siquiera a una misma ideología política, por lo que la retorica y la demagogia se hacen prácticamente imposible.

Como se enfrenta un ejército con sus reglas y restricciones, con sus jerarquías inamovibles y su forma analítica de pensar a grupos de personas que no tiene mas que perder y que por A o por Z ven la salida violenta como la única solución a sus problemas. Entre esta gente habrá aquellos que piensan de manera fría y calculadora que se necesita para ocasionar el mayor número de muertos para así hacer conocer a el mundo que ellos tiene algo que decir, que no están de acuerdo con lo que el resto del mundo piensa. Luego el resto de aquello que forman estos grupos y sub-grupos no viene tras haberlo pensado fríamente, viene porque les viene de adentro, es una reacción emocional a una serie de problemas reales. A esta gente no se la convence con violencia ya que si vemos las historias, relatos y noticias a través de la historia vemos que el uso de la violencia jamás a traído calma y estabilidad, y cuando lo ha hecho ha sido únicamente por número limitado de tiempo.

Como se enfrenta los gobiernos y sus representantes en la calle (la policía) a esta masa de humanidad donde cada cual pide cosas distintas. Un gobierno sabe como enfrentarse a la oposición política, pues por lo general sus puntos de vista político son opuestos a los suyos de una u otra manera. Pero estos grupos no quieren hacer debate político, quieren cambios incómodos y difíciles, quieren cambios radicales. El problema de estos cambios radicales no son las ideas de por si sino el engranaje del sistema politico-economico que ha de ser desbaratado para poder conseguir esos cambios y que nadie está seguro como hacerlo ni si funcionaria o no.

La policía, los gobiernos y los medios de comunicación necesitan poder definir estos grupos en Uno con Un nombre, pues es mas fácil vilificar y descalificar las propuestas de estos grupos si se les encajona dentro de un mismo grupo como anarquistas, marijuaneros, hippies, rebeldes sin causa, vagos, violentos, malandros, macarras, etc. Es más fácil la decisión de desbandar estos grupos a la fuerza si se tratan de grupos con miras a la destrucción, daño de espacios públicos. El problema es que estos grupos no están hechos en su mayoría por personas con ganas de destruir, se encuentran con grupos de padres y madres, de jóvenes universitarios con licenciaturas y doctorados, desempleados, estudiantes, con ganas de manifestarse pacíficamente, con ganas de cambiar el mundo por un mundo mejor.

Si esta gente no se torna violenta, como convencerlos para que se vayan a sus casas, no molesten, no hagan ruido ni creen la inconveniencia de ver a ese mar de gentes acampados en zonas que no fueron diseñadas para ello. Este es un problema que todavía las fuerzas del orden no saben cómo atender. Por esto te encuentras como en Madrid la policía encontró que la única manera de echar a los manifestantes de la Puerta del Sol era echándolos mientras dormían. En Nueva York, donde la policía actúa con mayor violencia, te encuentras que los manifestantes tiene las caras quemadas por los espray que la policía no tuvo reparo en echar a la cara de estas personas.

Hoy en muchas ciudades del mundo saldrán manifestantes, veamos que conseguiremos ver en las noticias y que conseguiremos conocer si ponemos la oreja en el suelo y escuchamos sus pasos a través de Facebook, twitter, YouTube, etc.

 

 

Este video es de un señor de las islas Canarias hablándonos de una realidad, la suya que estoy segura esta sucediendo en muchas partes del "1er mundo". Si esto es lo que sucede en España que le queda esperar a quell@s que viven en países en vías de desarrollo!