Helado de Calabaza (Auyama, Zapallo)

in

La calabaza tiene distintos niveles de dulzor, según la variedad y el origen. Además, se conoce por sus propiedades diuréticas. El 90% de su composición es agua y en cocina aporta un sabor delicado y suavidad a las comidas. Normalmente se come hervida u horneada, en ambos casos el resultado es mejor si se cuece con piel. También se consume cruda y cortada muy fina se utiliza en ensaladas, entremeses y bocadillos. Su pulpa se puede  freír o gratinar. Sirve para elaborar guisos, purés espesos y cremas. Además de su pulpa, las semillas de su interior se comen tostadas como aperitivo. Por su bajo aporte en calorías y grasas, la calabaza es un alimento recomendado en las dietas de pérdida de peso, ya que ayuda a eliminar la retención de líquidos y a regular el azúcar en sangre, por lo que puede quitar el deseo de consumir dulces. Sin embargo, si nos aparece el deseo de tomar un buen postre, el helado es siempre bienvenido.

El helado de calabaza es un postre muy sencillo de preparar, alimenticio, de sabor agradable y que gusta a los niños.

Ingredientes
½ kilo  calabaza
½ litro  helado de vainilla (mantecado) que puede ser sin azúcar y con edulcorante
¼ cdta.  sal

Preparación
Sacar el helado de la nevera con anticipación hasta que ablande. Cortar la calabaza en trozos con la piel y quitar las semillas. Cocer en agua con ¼ de cucharadita de sal durante unos 15 min. o hasta que cueza. Separar la pulpa y pasarla por un tamiz para escurrir el exceso de líquido. Mezclar bien la calabaza con el helado. Poner a enfriar en la nevera hasta que cuaje. Para despertar el interés de los niños a degustarlo, se recomienda poner en la nevera en los vasitos de helados de atractivos colores que se encuentran en el mercado.